sábado, septiembre 28, 2013

Las Reglas de la Hermenéutica 10 - Principios gramaticales de Interpretación 5

REGLA #17 
DEBEMOS INTERPRETAR LAS PALABRAS DE LOS PROFETAS EN SU SENTIDO USUAL, LITERAL E HISTÓRICO, A MENOS QUE EL CONTEXTO O EL MODO EN QUE SE CUMPLIERON NOS INDIQUEN CLARAMENTE QUE TIENEN UN SENTIDO SIMBÓLICO. ES POSIBLE QUE SU CUMPLIMIENTO SE VERIFIQUE POR ETAPAS, SIENDO CADA UNA DE ELLAS FIANZA DE LAS VENIDERAS


La regla de interpretación que estamos considerando no lleva en sí el propósito de inclinar nuestras convicciones sobre la profecía de un modo u otro. Sencillamente sirve para establecer pautas para la formulación de nuestras propias convicciones. 

Una de las reglas que ya hemos visto declara que "las Escrituras sólo tienen un significado y han de ser tomadas en su sentido literal" (Regla #10).

Además la profecía debe interpretarse literalmente a menos que el contexto u otra referencia posterior en las Escrituras indiquen lo contrario. 

Como ejemplo de un caso donde una referencia posterior de las Escrituras indica que no ha de tomarse literalmente, tenemos la profecía de Malaquías respecto al precursor de Cristo: "He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición" (Malaquías 4:5,6).

Malaquías declara aquí que Dios enviará a "el profeta Elías". Siglos más tarde, cuando apareció Juan el Bautista como el precursor de Jesucristo, se suscitó una gran confusión, que nos da a entender que la gente de esos tiempos suponía que la profecía se cumpliría literalmente. 

Por otra parte, Jesús dijo que esta profecía tendría un cumplimiento más bien figurado que literal. En una ocasión declaró: "Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan. Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir" (Mateo 11: 13, 14).

En otra ocasión, cuando sus discípulos le preguntaron: "¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Elías venga primero? Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos". Luego de eso los discípulos comprendieron que Jesús decía que Juan el Bautista era el Elías esperado (Mateo 17: 10-13). 

Juan el Bautista fue el cumplimiento de la profecía de Malaquías.

Esos casos son más bien la excepción y no la regla común para interpretar la profecía. La mayoría de las profecías pueden y deben ser interpretadas literalmente. 

Hay ocasiones en que se puede sacar dos significados aparentes de una misma profecía. En ese caso se debe dar preferencia al que hubiera constituido el sentido más lógico a oídos de los oyentes originales.

También hay ocasiones cuando un escritor del Nuevo Testamento le asigna a un pasaje del Antiguo Testamento una interpretación profética aún cuando el pasaje original no parece ser profético en absoluto. 

Tenemos un ejemplo en Oseas. Israel se había alejado de Dios y se le presenta allí como la esposa adúltera del Señor. Dios se está refiriendo a Israel al decir: "Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo" (Oseas 11: 1). 

Los oyentes originales interpretaron que esta declaración se refería a la liberación de Israel de la esclavitud de Egipto por Moisés. Sin embargo, Mateo cita este pasaje y dice que es profético acerca del Señor Jesús cuando María y José regresaron con Él a Nazaret: "Y estuvo allá [en Egipto] hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo" (Mateo 2: 15).

Por eso vemos que el pasaje de Oseas es profético porque Mateo, escribiendo bajo la inspiración del Espíritu Santo, nos dice que lo es. Pero nosotros, en nuestro propio estudio bíblico, no podemos usar esa libertad.

Mateo pudo hacerlo porque escribía bajo la inspiración del Espíritu y el Espíritu sabía cuál era la interpretación correcta de Oseas ya que lo inspiró también. Por otra parte, Mateo no nos aclara por qué hace esta aplicación de esa profecía de Oseas.

A menudo una profecía se cumple parcialmente en una generación y queda una parte pendiente de cumplimiento posterior. 

Esto no es evidente cuando se da la profecía; sólo lo vemos cuando se cumple una parte y otra no.

Esto lo vemos en profecías como Joel 2;28 - 32 "Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sión y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado".

Pedro citó estas palabras el Día de Pentecostés (Hechos 2: 15-21). 

Al descender el Espíritu sobre la iglesia, Pedro dijo: "Esto es lo dicho por el profeta Joel" (Hechos 2: 16). Y en verdad el Espíritu fue derramado sobre ellos. Pero, ¿en qué momento se convirtió en tinieblas el sol, y la luna en sangre antes de que "venga el día grande y espantoso" de Dios? 

Esta parte de la profecía de Joel se refiere a la Segunda Venida y se cumplirá en el futuro. Pero desde la perspectiva de Joel ambas venidas se veían como una sola. 

Así que cuando veamos las profecías bíblicas tengamos en cuenta estas cosas.

No hay comentarios.: