martes, octubre 01, 2013

Las Reglas de la Hermenéutica 11 - Principios teológicos de Interpretación 1

Principios teológicos de Interpretación


La teología es el estudio de Dios y de su relación con el mundo; y su libro de texto para tal estudio es la Biblia. 

La teología intenta sacar conclusiones respecto a varios temas amplios e importantes de la Biblia. ¿Cómo es Dios? ¿Cuál es la naturaleza del hombre? ¿Cuál es la doctrina correcta de la salvación? Estos son los temas que tienen que ver con la teología. 

Los principios teológicos son aquellas reglas amplias que tienen que ver con la formulación de doctrina.

REGLA #21 
DEBEMOS COMPRENDER LA BIBLIA GRAMATICAL Y SINTÁCTICAMENTE ANTES DE PODER COMPRENDERLA TEOLÓGICAMENTE

Es decir, debemos entender primero lo que dice un pasaje antes de llegar a comprender lo que significa.

Veamos un pasaje en Romanos 5 para entender esta regla:

Romanos 5:15-21
15 Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.
16 Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación,  pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación.
17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.
18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.
19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.
20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;
21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.

Debemos estudiar cuidadosamente este pasaje para entender lo que quiere decir Pablo. 

En este pasaje compara a Cristo con Adán. 

Dice que así como el hombre es considerado pecador debido al pecado de Adán, así también es considerado justo ante Dios por la obra consumada de Jesucristo.

Al hombre se le fue imputado; es decir, se le atribuya la culpa del pecado de Adán aunque no había hecho aún nada para merecerlo.

Igualmente al creyente se le imputa la justicia de Cristo, aunque no haya hecho nada por merecerla. 

Una conclusión que podemos sacar es que esta imputación no afecta el carácter moral del creyente sino sólo su posición "legal" ante Dios. 

Al ser considerado justo por la obra consumada de Cristo en la cruz, la forma moral del hombre no cambió en absoluto, no se convirtió de golpe en un ser moralmente justo y perfecto sino que a la vista de Dios se volvió una persona justa y perfecta.

La justicia de Cristo le fue imputada al creyente.

Vemos entonces que el entender primero lo que dice un pasaje es esencial para llegar a comprender lo que significa.

No hay comentarios.: