viernes, agosto 24, 2007

Cuatro Razones por las que el Espíritu Santo es una Persona - 3


Tercera Razón

En la Biblia se le Trata Como una Persona

Una de las razonas por las que podemos decir que el Espíritu Santo es una persona es porque en la Biblia se le trata como una persona.

Hechos 5:1-10 (PDT)

1 Había un hombre llamado Ananías, su esposa se llamaba Safira. Él vendió un terreno que tenía,

2 pero entregó sólo una parte del dinero a los apóstoles y se quedó con el resto. Su esposa sabía lo que había hecho y estuvo de acuerdo.

3 Entonces Pedro dijo: -Ananías, ¿por qué permitiste que Satanás entrara en tu corazón? Mentiste y trataste de engañar al Espíritu Santo. Vendiste el terreno, pero ¿por qué te quedaste con parte del dinero?

4 El terreno era tuyo antes de venderlo, pudiste haber dispuesto del dinero a tu gusto. ¿Por qué se te ocurrió eso? ¡Le mentiste a Dios, no a los hombres!

5 Cuando Ananías escuchó esto, cayó muerto. Unos jóvenes vinieron y envolvieron su cuerpo, lo sacaron y lo enterraron. Todos los que supieron esto se asustaron mucho.

6 Cuando Ananías escuchó esto, cayó muerto. Unos jóvenes vinieron y envolvieron su cuerpo, lo sacaron y lo enterraron. Todos los que supieron esto se asustaron mucho.

7 Más o menos tres horas después, entró su esposa Safira, quien no sabía lo que le había pasado a su marido.

8 Pedro le dijo: -Dime, ¿cuánto recibieron por la venta del terreno? ¿Fue esta cantidad? Safira le respondió: Sí, eso fue lo que recibimos por la venta del terreno.

9 Pedro le dijo: -¿Por qué estuviste de acuerdo a la hora de probar al Espíritu del Señor? ¡Escucha! ¿Puedes oír esos pasos? Los hombres que acaban de enterrar a tu esposo están a la puerta y ahora van a hacer lo mismo contigo.

10 De inmediato Safira cayó muerta. Los jóvenes entraron y al darse cuenta de que estaba muerta, se la llevaron y la enterraron al lado de su esposo.

En este pasaje vemos como Ananías y Safira trataron de engañar, mentir y probar al Espíritu Santo.

Al hacer esto es porque consideraban al Espíritu Santo una persona.

Hechos 7:51 (Castillian)

51 ¡Tercos e infieles, duros de corazón y de oídos! ¿Hasta cuándo os vais a oponer al Espíritu Santo? ¡Bien se ve que sois dignos descendientes de vuestros antepasados!

Hechos 7:51 (RV60)

51 ¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.

Hechos 7:51 (Septuaginta)

51 Cuelliduros e incircuncisos de corazones y de las orejas, vosotros siempre al Espíritu, el Santo, combatís; como vuestros padres, también vosotros.

Hechos 7:51 (PDT)

51 Esteban continuó diciendo: -¡Ustedes son muy tercos! Son como los paganos en su forma de pensar y de entender. Siempre se rebelan contra el Espíritu Santo, igual que sus antepasados.

Hechos 7:51 (BLS)

51 Antes de terminar su discurso, Esteban les dijo a los de la Junta Suprema: ¡Ustedes son muy tercos! ¡No entienden el mensaje de Dios! Son igual que sus antepasados. Siempre han desobedecido al Espíritu Santo.

Mientas Esteban predicaba su discurso ante el Sumo Sacerdote y el pueblo de Israel les dijo que ellos se oponían, resistían, combatían, se rebelaban y desobedecían al Espíritu Santo.

Ellos si que lo trataban como a una persona.

Marcos 3:28-29 (RV60)

28 De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean;

29 pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (DRAE), una blasfemia es una “Palabra gravemente injuriosa contra alguien.”

Según el Diccionario Strong’s en español, la palabra blasfemia se traduce como:

βλασφημία blasfemia; de G989; vilipendio (espec. contra Dios):-blasfemia, maldición, maledicencia.

Entonces el hecho que el Espíritu Santo pueda ser blasfemado, gravemente injuriado, vilipendiado y maldecido es porque se le trata como a una persona.

Hebreos 10:29 (RV60)

29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

Hebreos 10:29 (DHH)

29 Pues ¿no creen ustedes que mucho mayor castigo merecen los que pisotean al Hijo de Dios y desprecian su sangre, los que insultan al Espíritu del Dios que los ama? Esa sangre es la que confirma la alianza, y con ella han sido ellos consagrados.

Hebreos 10:29 (EUNSA)

29 ¿Qué castigo más grave pensáis que merecerá el que haya pisoteado al Hijo de Dios y haya considerado impura la sangre de la alianza en la que fue santificado y haya ultrajado al Espíritu de la gracia?

Existe la posibilidad de que un creyente llegue a afrentar, ultrajar e insultar de tal manera al Espíritu Santo que pueda incluso llegar a perder la salvación que había recibido por fe.

Como conclusión, el hecho que el Espíritu Santo pueda ser mentido, resistido, blasfemado y afrentado demuestra que en la Biblia se le trata como una persona.

No hay comentarios.: